8 Versículos De Fortaleza – La Palabra De Dios Es La Clave En Tiempos Difíciles

En algún momento experimentamos momentos muy difíciles en la vida. Sentimos como si Dios se olvidó de nosotros, o ya no le importamos. Sin embargo, eso es una mentira de satanás. En tiempos de pruebas, circunstancias, y procesos debemos hacer lo mejor posible para mantenernos enfocados y con los ojos puestos en Dios, seguramente pensaras que es todo un reto. Pero en este post tengo 8 versículos de fortaleza que te ayudaran, la clave para mantener la fe en nuestro amado señor es Su palabra.

8 versículos de fortaleza

 En los tiempos difíciles, el diablo tiene una manera de atraer nuestro enfoque en las cosas que van mal en nuestras vidas. El diablo es un maestro en su búsqueda para frustrarnos; nos ataca implacablemente en nuestras áreas vulnerables con la intención de frustrarnos para que al final abandonemos nuestros sueños y aspiraciones y hasta nos rindamos a Dios.

No importa lo sombrías que parezcan sus circunstancias en este momento: Dios no se ha olvidado de ti, y seguramente te preocupas. Puede que estés luchando por tomar otro camino, pero Dios tiene algo extraordinario guardado para ti.

8 versículos de fortaleza para que te animes en medio de las pruebas de la vida

Así que, permite que estos 8 versículos de fortaleza enciendan su alma con fe y esperanza, y fortalezcan su espíritu con fuerza.

1. Dios da las fuerzas

 Isaías 40:29-31, Dios nos da la fuerza cuando estamos cansados, cuando en él esperamos:

Isaías 40:29-31

¿De dónde viene nuestra fuerza?

Nuestra fuerza viene del Señor. Y el Señor está esperando para dar fuerza a los que la necesitan. Pero esta fuerza no viene fácil, no es sólo esperar sin hacer nada. Conseguir la fuerza de Dios requiere un compromiso total de nuestra voluntad. ¿Estamos dispuestos a entregarle toda nuestra vida? ¿Estamos dispuestos a comprometer todo lo que somos y deseamos llegar a sus manos? Si nuestras respuestas son afirmativas a estas preguntas, entonces estamos listos para recibir la fuerza de Dios.

Este pasaje de la escritura comienza diciendo “Dios da fuerza al débil”. En algún momento, todos experimentaremos algún tipo de debilidad, especialmente cuando los tiempos son difíciles. Pero afortunadamente, Dios da fuerza a los débiles. Cuando la vida nos tira hacia abajo, Dios nos levanta. El más experimentado de los experimentados sin Dios fallará, y el más fuerte de los fuertes sin Dios se desmayará, pero el más débil de los débiles con Dios superará cualquier dificultad y tendrá éxito en cualquier cosa, pero la clave de este éxito es la paciencia.

“Pero los que esperan en el Señor renovarán sus fuerzas; levantarán alas como águilas; correrán y no se cansarán; caminarán y no se fatigarán” (Isaías 40, 31).

La paciencia es una gracia que todos deberíamos poseer, sin ella, estamos luchando una batalla perdida con dificultades. De acuerdo con este versículo, Dios da fuerza a aquellos que esperan en Él. Aquellos que esperan la liberación de Dios serán recompensados con favores de todo tipo. Cuando decidimos esperar en Dios, volaremos tan alto como deseemos, correremos tan rápido como queramos, y podremos soñar tanto como podamos -Dios nos dará la fuerza y la gracia para lograrlo todo.

2. Dios es nuestro refugio

 Salmo 46:1 “Dios es nuestro refugio y fortaleza, una ayuda muy presente en las dificultades”.

Salir de nuestras tormentas mientras esperamos en Dios no será una tarea fácil, pero ahí es donde entra este versículo. Mientras esperamos en Dios, somos como Sadrac, Mesac y Abednego-tres muchachos hebreos que rechazaron el decreto del rey de inclinarse ante su ídolo. Ellos sabían que al negarse a inclinarse ante el ídolo del rey tenía consecuencias mortales, pero sin embargo se negaron. Confesaron su fe en Dios y reconocieron que Dios los libraría, pero si no, que así sea, estaban listos para morir.

Pero gracias a Dios que no les permitió morir. Fueron arrojados atados al horno de fuego. El horno fue entonces encendido diez veces más de lo normal. Sin Dios, estos tres jóvenes no tenían ninguna posibilidad de sobrevivir al calor del horno. Pero Dios no los abandonó, los protegió en medio del horno de fuego.

Pero la interpretación de este versículo nos ayuda a entender que Dios es nuestro refugio. Y un refugio es un lugar que proporciona protección contra el peligro o la angustia.

Dios es nuestro escondite en tiempos difíciles. Y así como protegió a esos tres muchachos hebreos que esperaban en Él, de la misma manera lo hará con nosotros. Cuando la vida da su mejor golpe para noquearnos-Dios es nuestro refugio.

3. Dios es nuestra torre fuerte

 Proverbios 18: 10, nuestra torre fuerte es Jehová

Proverbios 18:10 “El nombre de Jehová es una torre fuerte; los justos corren hacia ella y están seguros”.

Al igual que un refugio, una torre habla de protección contra el peligro. Pero no se detiene solo en la protección, sino que también habla de elevación y fortaleza. A diferencia del Salmo 46:1, en este versículo, no estamos en la defensa corriendo para refugiarnos del ataque del diablo, sino que estamos en la línea ofensiva enfrentando nuestros temores y problemas.

El nombre del Señor es una torre fuerte, ningún dispositivo del diablo y el hombre es capaz de penetrar la torre de Dios. Dios se mantiene firme en Su nombre, y Su nombre es nuestra torre fuerte.

  • No te rinda, no te sientas abrumado por tus circunstancias difíciles, sino al contrario confiesa tu fe en Dios, y comienza a declarar las promesas de Su palabra sobre tu vida y sobre cualquier cosa que desees ver cambiar.
  • No retrocedas, es su tiempo para brillar y hacer retroceder cada situación negativa que ha estado trabajando en tu contra.

4. Jehová Dios es mi fortaleza

Habacuc 3:19 “Jehová Dios es mi fortaleza, y hará mis pies como de ciervas, y me hará andar sobre mis alturas”.

¿Hay alguien o algo más grande que nuestro Dios? No, en este versículo el salmista declara que Dios es el gobernante de todo; está sentado en el asiento del poder y del control.

Cuando llegan tiempos difíciles, siempre necesitamos la gracia de la fuerza para confiar y esperar en Dios. Y afortunadamente, no tenemos que mirar lejos porque Dios está vestido de fuerza y cubierto de majestad. Así que cuando la vida “da un golpe fuerte” para noquearte, Dios es tu fuerza.

No sólo Dios te fortalecerá, sino que también te bendecirá con estabilidad y resistencia para hacer cosas que otros temen hacer, y para conquistar montañas que otros sólo quieren conquistar.

5. Nuestras dificultades son oportunidades

2 Corintios 12:9-10

2 Corintios 12:9-10 “Pero me dijo: Bástate mi gracia, porque mi poder se perfecciona en la debilidad; por tanto, me gloriaré tanto más de mis debilidades, cuanto más el poder de Cristo descanse sobre mí”. Por eso, por amor a Cristo, me deleito en las debilidades, en los insultos, en las dificultades, en las persecuciones, en las dificultades. Porque cuando soy débil, entonces soy fuerte”.

Nuestras debilidades y experiencias de dificultades no significan que seamos fracasados. Sino más bien, nuestras debilidades y dificultades son peldaños para la grandeza.

Antes de poder escalar cualquier montaña, debemos primero caminar por los valles solitarios, debemos primero experimentar la nieve implacable del invierno antes de inhalar la cálida y fresca brisa de la primavera.

Las dificultades, en general, tienen el propósito de hacernos retroceder, pero Dios usará nuestras dificultades para empujarnos hacia adelante. Y en estos versículos, Pablo comparte puntos de vista similares. En vez de estar deprimido y frustrado por sus desafíos-él los acepta como una oportunidad para ver el poder de Dios manifestado en su vida.

Podemos aprender de Pablo y aplicar el mismo principio a nuestras vidas, debemos intentarlo. Nuestras dificultades son oportunidades para probar a Dios.

6. Dios está contigo

Salmo 23:4 “Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estás conmigo; tu vara y tu cayado me sostienen”.

Cuando nuestra visión de la vida se oscurece y nuestro camino en la vida parece incierto – incluso entonces todavía podemos confiar en Dios. Los momentos de incertidumbre en la vida son uno de los más frustrantes de nuestras vidas, si no el más frustrante. No saber lo que está a la vuelta de la esquina, no saber lo que puede suceder a continuación es a veces demasiado para soportar. Pero este versículo ha sido una fuente de fortaleza y consuelo para mí, revela que incluso en nuestros momentos más inestables e inciertos Dios está con nosotros. A veces no sentimos que Dios está con nosotros, pero está ahí, en nuestros momentos más insoportables.

  • No estás caminando este valle solitario y oscuro solo, Dios está contigo, y en cada paso del camino Él te consolará.

7. Dios es la fuerza del corazón y la gracia para siempre

Salmo 73:26 “Mi carne y mi corazón pueden fallar, pero Dios es la fuerza de mi corazón y mi porción para siempre”.

La clave para superar los tiempos difíciles es no poner nuestra confianza en nosotros mismos. A veces estamos tentados a creer que tenemos todo bajo control, pero de acuerdo con este versículo, nuestra fuerza y entendimiento fallarán. Como seres humanos, estamos limitados en nuestra fuerza y comprensión de la vida, y hay desafíos que tal vez nunca superemos, aunque demos lo mejor de nosotros mismos.

  • Pero con la fuerza y la gracia de Dios, somos más que vencedores, no hay ninguna prueba demasiado dura de soportar, y la montaña demasiado empinada de escalar.

8. Dios es la salida

1 Corintios 10:13 “Ninguna tentación os ha vencido, sino la común a todos los hombres. Y Dios es fiel; no permitirá que seas tentado más allá de lo que puedas soportar. Pero cuando seas tentado, él también te proveerá una salida para que puedas soportarla”.

Siempre es bueno saber que alguien más ha experimentado y superado los tiempos difíciles que enfrentamos. Es una buena práctica hablar y aprender de otros que han pasado por momentos difíciles. Aprenda de ellos, estudie sus éxitos y cuando sea posible aplique sus principios. Por supuesto, debemos ser guiados por el Espíritu Santo, pero es la voluntad de Dios. Al aprender de otros, encontraremos que algunas pruebas con las que luchamos son bastante fáciles de superar si aplicamos los principios del éxito de otros. No escuches las voces de tiniebla, el enemigo tratará de aislarte, y luego llenará tu mente con sus mentiras.

Siempre hay una manera de salir de nuestras pruebas, pero debemos saber dónde buscar, una pista; sólo aprende de los demás con la ayuda del Espíritu Santo. Nuestra mayor confianza debe estar puesta en nuestro amado Padre, él tiene cuidado de ti, él sabe cual es tu destino, él sabe que vendrá después de la tormenta. Ten fe que esa es una lampara de vida que te da garantía de estar en las manos de Dios.

Conclusión

Espero que los 8 versículos de fortaleza que compartimos en este estudio sean de bendición para tu vida, sea cual se la prueba no olvides que Dios tiene cuidado de tu vida y te sostiene en todo tiempo, él no habla todos los días con una voz que estremece tu oído, pero vuestro Padre celestial esta constantemente comunicándose contigo lo puede hacer  a través de la naturaleza, de los animales, de los niños, cualquier persona que se acerque a ti y te de una palabra que edifique tu vida. Y en este momento por medio de este artículo Dios te esta hablando

Te recomiendo leer también: Romanos 12: 2, Revelación Profética Para Tu Vida Espiritual

  • Dios les bendiga
Compartir es sinónimo de bondad. Sé bondados@

Támbien te puede interesar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba